Protección contra el gas radón

Lamina gas anti radon
Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

El Radón es un gas radiactivo de las rocas y suelos y que se concentra en espacios cerrados como las viviendas.

Se forma por la desintegración de dos productos naturales que hay en el suelo y los materiales de construcción como el radio y el uranio.

El gas Radón puede entrar a las viviendas por el subsuelo y acumularse en ellas provocando un riesgo para la salud.

Como es un gas imperceptible, hay que hacer mediciones de su concentración. Donde más concentraciones hay son en los sótanos y plantas bajas ya que son las zonas más próximas al suelo.

¿Cómo eliminar el gas Radón?

No se puede eliminar químicamente, pero hay medidas que permiten reducir su concentración.

La manera más efectiva de combatirlo es con unas las láminas asfálticas. Gracias a su colocación, la concentración de gas radón será mínima en cualquier espacio interior ya que bloquea su acceso a través de suelos, paredes…

En Aldaco, suministramos materiales contra el Radón aptos para cada situación.

Aquí puedes ver el mapa de España con las zonas más propensas a albergar este gas.

POLYDAN RADON 180-40 P ELAST.

Es una lámina asfáltica con una armadura de fieltro de poliéster no tejido de gran gramaje. En ambas caras tiene un mástico de betún con elastómeros y un acabado en film plástico antiadherente.

Ventajas

  • Alta resistencia al punzonamiento estático y dinámico.
  • Autocicatrizante e imputrescible.
  • Gran estabilidad dimensional.
  • Resistente al desgarro, tracción y gran elongación a la rotura.
  • Impermeable al agua y vapor de agua.
  • A largo plazo es muy estable.
  • Se adapta fácilmente al soporte.

Soportes

  • Cubiertas con protección pesada adherida, no adherida o flotante.
  • Hormigón y mortero.
  • Rehabilitación de soleras.
  • Arranque de muros y muros enterrados.

Aplicación

  • La superficie del soporte tiene que ser resistente, uniforme, lisa, estar limpia y seca.
  • La adherencia al soporte de la lámina se hace con soplete. Para los soportes de mortero u hormigón, se aplicará una imprimación bituminosa. Si el soporte es un panel de aislamiento térmico soldable no es necesaria la imprimación. Se deben soldar los solapes y estos serán de 8 cm en ambos sentidos.
  • Lámina en sistemas bicapa. La lámina se pone en la misma dirección que la lámina inferior y la línea de solape se desplaza la mitad del rollo. La lámina se suelda totalmente a la inferior con soplete.
  • Lámina en sistemas no adheridos. La lámina sólo se suelda al soporte en los puntos singulares, como en los petos, juntas de dilatación, sumideros, etc… Antes, se debe de aplicar una imprimación bituminosa.
    Para garantizar que la lámina no se adhiera al soporte, se usa una capa separadora.

Recomendaciones

  • Tanto si es obra nueva o rehabilitación, hay que tener en cuenta las posibles incompatibilidades químicas con las láminas de betún modificado con plastómero APP.
  • Para los casos de rehabilitación, también hay que tener en cuenta las incompatibilidades químicas con otras impermeabilizaciones anteriores ya que puede ser necesaria su eliminación o se tendría que utilizar unas capas separadoras como geotextiles, capa de mortero, film de polietileno, etc…
  • Para la adhesión en el metal o materiales poco porosos, hay que aplicar una imprimación bituminosa a toda la superficie a soldar.
  • No utilizar como lámina superior en cubiertas ajardinadas.
  • Es posible la incompatibilidad entre los aislamientos térmicos y la impermeabilización.
  • Si se quiere echar espuma de poliuretano directamente encima de la impermeabilización se debe de utilizar una capa separadora.
  • Si se firman dilataciones que afectan a la lámina, se utilizará una capa separadora geotextil para que cada producto dilate de forma independiente.

Mantenimiento

  • Examen general de los elementos de impermeabilización.
  • Inspeccionar las obras complementarias visibles de la cubierta como los petos, elementos verticales, chimeneas, lucernarios, claraboyas, canalones, etc…
  • Verificar la impermeabilización en los elementos emergentes como los perfiles metálicos, rozas, cajeados, solapes, altura de la impermeabilización, etc…
  • Verificar y limpiar los sistemas de drenaje y evacuación de agua.
  • Eliminar de forma periódica el moho, musgo, hierbas y cualquier tipo de vegetación que se haya podido generar en la cubierta. También los posibles sedimentos que se hayan podido acumular en la cubierta.
  • Al menos, 2 veces al año, al inicio de la primavera y el otoño, se revisarán las impermeabilizaciones autoprotegidas y se repararán los defectos.

Almacenaje y conservación

  • El producto debe almacenarse en un lugar seco y protegido, a bajas temperaturas.
  • Se debe de almacenar en posición vertical.

Barrera sintética de vapor y Radón. DS 1500 SYN

Características

  • Barrera total de vapor
  • Certificada como barrera al gas Radón ideal para instalar debajo del suelo
  • Adecuada como protección del aislante interior de muros de hormigón armado
  • Barrera reflectante, ligera y fácil de manejar

Instalación

La pantalla de vapor se instala en el lado interno del paquete aislante de la envolvente para evitar que el aire caliente pase por el aislamiento y pueda dañarlo, para evitar problemas de condensación.

Se suelen usar sobre las superficies internas de las estructuras verticales, horizontales u oblicuas para evitar que el aire caliente pase por el aislamiento y pueda dañarlo, y así evitaremos los problemas de condensación.

Lámina Gunifol

Estas geomembranas están hechas de polietileno de alta densidad, polietileno lineal de baja densidad y de polipropileno utilizando la extrusión de matriz plana.

Esta membrana protege las estructuras de la humedad, agua, líquidos, radón, dióxido de carbono y metano.

  • La superficie puede ser lisa o estructurada en un lado o en ambos.
  • Se puede fabricar como una membrana monocapa o multicapa coextruida. También como barreras geosintéticas (geomembranas) o láminas impermeabilizantes.
  • Tienen muy buenas propiedades mecánicas e hidráulicas.
  • Son una buena barrera contra microorganismos y hongos, y evita tanto el crecimiento de las raíces de las plantas y como la fuga de gases, por ejemplo, el metano y el radón.
  • Está estabilizado a los rayos UV.

 

En febrero de 2018, entró en vigor en España una Directiva Europea, que obliga a analizar los riesgos y tomar las medidas oportunas para reducir las concentraciones del gas radón.

    Abrir chat
    Lunes a Viernes de 8:00h - 18:00h
    ¡Bienvenido!
    ¿En qué podemos ayudarte?